Hipoteca: Historia, Información 4/8

| 30 diciembre, 2011 | 0 Comentarios

Hipoteca: Historia, Información 4/8

Demostración de la fórmula de la cuota periódica

Inicialmente, se conoce el capital de la hipoteca (P), el interés (r), y el plazo total en el que se debe pagar la hipoteca (n, correspondiente al número de períodos; meses, normalmente).

Interesa determinar la cuota (a) por cada período (mes). De esta forma, en cada período se adeuda al banco:

el capital no devuelto hasta ese momento,

más los intereses devengados a favor del banco obtenidos sobre el capital aún no devuelto,

menos el pago que se haga al final de ese período (a, la cantidad a averiguar).

Por tanto, al finalizar el primer período, se adeuda al banco:

Posteriormente, los cálculos se hacen sobre lo adeudado hasta ese momento:

Y continuando así, al finalizar el último período (n), y por tanto haber saldado la deuda con el banco (el último pago a se corresponde con lo adeudado en ese momento más sus intereses ()), ya no se debe nada:

Como el último término se corresponde con una progresión geométrica, se puede reducir a:

Y despejando a, el pago por período, que es lo que interesaba averiguar:

Esta fórmula se puede reducir aún más, dividiendo numerador y denominador por zn, y sustituyendo z por la primera fórmula:

Recordando que a es la cuota periódica, P el capital, n el número de plazos, y r el interés de cada período:

Préstamos hipotecarios multidivisas

El préstamo o crédito hipotecario se pide en varias divisas monetarias (no tiene que estar incluida necesariamente la moneda del país donde se firma). Normalmente las divisas escogidas son aquellas que tienen un tipo de interés bajo comparando con la moneda local, como por ejemplo el yen japonés o el franco suizo frente al euro, permitiendo el contrato cambiarse de divisa cada cierto periodo con el fin de aprovechar la divisa más favorable en cada momento. En este caso el préstamo hipotecario suele referenciarse empleando el tipo de interés que se fija en el mercado de Londres para cada una de las divisas y que se llama LIBOR, y como variables para calcular la cuota mensual del préstamo hipotecario, se emplean dicho tipo de interés llamado Libor y el tipo de cambio de moneda entre la moneda local de tu país y la divisa escogida. Al entrar en juego el tipo de cambio entre monedas, la cuota mensual varía cada vencimiento con movimientos que pueden ser muy agresivos, tanto al alta como a la baja, por lo que este tipo de préstamos hipotecarios se consideran algo arriesgado, no tanto por lo que puede cambiar la cuota periódica de amortización sino por el incremento que puede sufrir la deuda total.

Categoría: ¿Que es un Credito Hipotecario?

Deja un comentario


Logo FinancialRed